Fundadora

Ruth Paz, un testimonio de amor

Doña Ruth Paz y su esposo Juan.

La señora Allen Ruth Paz nació el 15 de agosto de 1916 en Roundhead, Ohio, estudió en la Universidad Estatal de Wayne. Se casó con Juan Paz Hernández, miembro de una de las familias más antiguas de San Pedro Sula. Tuvo cinco hijos: Donald, Linda, William, John Michael y Mary Ann. Vivieron unos años en Detroit, Michigan y se trasladaron a Honduras en 1965.

Después de ganar una batalla contra el cáncer, doña Ruth sintió la necesidad de ayudar a otros, en agradecimiento a Dios y, siendo enfermera de profesión, pudo comprender la gran necesidad de cuidados médicos para niños de pocos recursos, por eso, fue conocida como “EL ANGEL GUARDIAN DE LOS NIÑOS MAS NECESITADOS”.

Era radio-aficionada y por ese medio hizo su primer contacto con el grupo médico “INTERPLAST” una organización fundada en la Universidad de Stanford con un capítulo en Fort Lauderdale, Florida, para proporcionar cirugía reconstructiva gratuita para los niños pobres de los países en vías de desarrollo. Junto con el Dr. Luis Bueso Arias trajo el primer equipo en Octubre de 1969. “INTERPLAST” continúa viniendo dos veces al año y asistiendo gran número de pacientes en cada viaje. Los médicos, que se especializan en cirugía plástica, han atendido a miles de víctimas de quemaduras y jóvenes con labio leporino y otros defectos congénitos

A principios de los 70´s comprendió la necesidad de traer más equipos médicos con diferentes especialidades. Empezó trayendo especialista en ortopedia, urología, cirugía general y odontología. Los pacientes que no podían ser tratados en Honduras los llevaba personalmente a los Estados Unidos. Viajaba semanalmente con pacientes afectados por quemaduras, problemas de corazón y ortopedia para recibir tratamientos que les salvara la vida.

Esta fue su misión durante por 25 años, pero su mayor mérito es que todo el trabajo lo hacía ella misma, con la ayuda de su esposo JUAN, quien la llevaba a los pueblitos donde estaban los pacientes, le traducía, la ayudaba con trámites de pasaportes y varias funciones mas.

Doña Ruth era una mujer con una gran personalidad, activa e incansable, con amistades en todos los estratos sociales, siempre dispuestos a ayudarla en lo que podían. La radio-afición le permitió tener contactos no sólo en Honduras, sino por todo el mundo y de esta manera obtenía ayuda por todos lados.

La desaparecida línea aérea SAHSA fue su gran colaboradora al proporcionarle pasajes para llevar los pacientes a Estados Unidos. De otras líneas aéreas obtenía colaboración por sus amplios contactos en la empresa privada y por personas que colaboraban con pasajes y para cubrir otros gastos en que incurría en los traslados.

Por sus contactos en los Estados Unidos lograba que algunas personas se hicieran cargo de “sus niños”, generalmente infantes, que los llevaban a sus casas, cuando entre tratamientos les daban tiempo libre.

Llegó el momento en que doña Ruth comprendiera que el programa se había vuelto muy grande y para asegurar su continuidad creó la “FUNDACION RUTH PAZ”. En 1992, el gobierno de Honduras reconoció oficialmente la labor de doña Ruth otorgando la personería jurídica a la Fundación Ruth Paz. Se mantuvo activa todos los días, hasta su muerte el 24 de octubre de 1996.

Doña Ruth Paz fue conocida como “el ángel guardián de los niños más necesitados”.

La Fundación Ruth Paz es una organización sin fines de lucro que está exenta de impuestos federales bajo el artículo 501(c)(3). Las contribuciones que se reciben pueden ser deducidas del impuesto sobre la renta.

Desarrollo y Asesoria Web por: Activa! Solutions