Reseña Historica

Una luz de esperanza

Doña Ruth era una mujer con una gran personalidad, con amistades en todos los estratos sociales, siempre dispuestos a ayudarla.

Desde la década de los 70, Doña Ruth facilitó el traslado de niños con quemaduras de 2do y 3er grado, así como con malformaciones congénitas, a los Estados Unidos. Comenzando con una brigada de labio leporino y paladar hendido de Interplast, la Fundación creció y actualmente trae brigadas medicas de hipospadia, maxilofacial, cardiología, ortopedia y artroscopía, y cirugía plástica y reconstructiva.

La Fundación Ruth Paz es una organización sin fines de lucro dedicada a proveer asistencia y apoyo médico a niños hondureños de escasos recursos, ofreciéndoles la oportunidad de llevar una vida más digna con mejor salud. En 1992, el Gobierno de Honduras otorgó la personería jurídica a la Fundación Ruth Paz mediante resolución No. 190-92. En 1999, el Departamento de Tesorería de los Estados Unidos otorgó a la Fundación Ruth Paz el status 501 (c) 3 reconociéndola como una organización no gubernamental.

En 1997, la Fundación diversifica sus servicios abriendo las puertas de la Clínica Ruth Paz, localizada en la Colonia Bográn, zona accesible para personas de escasos recursos. Por año, se atienden un promedio de 8,957 pacientes entre niños y adultos. Se brinda atención en medicina general, odontología, y ortodoncia; los costos se determinan según estudio socio-económico del paciente. Los medicamentos se otorgan de manera gratuita para el paciente. La Clínica atiende a niños de los Orfanatos Emanuel y El Refugio, Aldeas S.O.S., el Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia, (IHNFA), Escuela Patricia Bográn y el Centro de Artes.

En vista de la necesidad constante de cuidados médicos especializados para niños quemados, la Fundación Ruth Paz hizo realidad el sueño de Doña Ruth, al construir e inaugurar el Hospital para Niños Quemados y Cirugía Pediátrica Ruth Paz el 15 de Agosto de 2011. Actualmente, en Honduras no se brinda un tratamiento integral para niños quemados; el enfoque se limita a mejorar la condición y apariencia física del menor y no responde a las necesidades psicológicas del paciente y padres de familia. En marzo del presente año, el Hospital abrirá las puertas de la Unidad de Quemados.

Desde el 2006 hasta el presente, se han invertido US$1,620,853.13 en la construcción de dicho hospital. El monto estimado de la inversión inicial en equipo médico es de US$1,000,000.00

El personal médico de la Unidad se está preparando y capacitando en el manejo de quemados, con la ayuda de un grupo de médicos del Hospital Shriners de Boston, MA y de la organización Médicos por la Paz. Por año, se espera atender a 100 pacientes quemados y dar seguimiento a aproximadamente unos 200 pacientes, algunos de ellos han sido atendidos en el Hospital Shriners, remitidos por la Fundación Ruth Paz.

El Hospital Ruth Paz no solo cuenta con la Unidad de Quemados sino también con la Unidad de Cirugía Pediátrica Ambulatoria. Siendo proactivos en el cuidado de la salud de niños de escasos recursos de nuestra región, la Unidad de Cirugía Pediátrica responde a la necesidad de disminuir el periodo de espera de cirugías pediátricas electivas en los principales hospitales públicos. Solo en el principal hospital regional de la costa Norte, existe una mora quirúrgica de 14 a 16 meses, lo cual significa, que un niño o niña debe esperar entre 14 a 16 meses para ser sometido a una cirugía.

Desde el comienzo de sus operaciones, el 16 de Octubre de 2011 hasta finales del año, se realizaron un total de 171 cirugías ambulatorias: 133 de cirugía general, 31 de ortopedia, y 7 de cirugía plástica. Se brindaron también 655 atenciones médicas en Consulta externa para valoraciones quirúrgicas. Según el volumen de pacientes operados en este período, se estima que para el 2012 se realizarán aproximadamente 1,300 cirugías, además de un estimado de 320 cirugías adicionales que se llevan a cabo a través de las brigadas médicas que trae la Fundación Ruz Paz al país.

Hoy en día, sin los servicios proveídos por la Fundación Ruth Paz, gran parte de nuestros pacientes dejarían de percibir atención médica debido a la falta de recursos económicos por parte de la familia, así como de equipo y materiales necesarios para atender casos críticos en Honduras. El Hospital para Niños Quemados y Cirugía Pediátrica Ruth Paz es una respuesta a la necesidad de un cuidado integral para pacientes con quemaduras así como de la necesidad de incrementar la oferta de cirugías pediátricas en la región.

Muy pronto, Doña Ruth notó que el programa se había vuelto muy grande y para asegurar su continuidad creó la “Fundación Ruth Paz”.

La Fundación Ruth Paz es una organización sin fines de lucro que está exenta de impuestos federales bajo el artículo 501(c)(3). Las contribuciones que se reciben pueden ser deducidas del impuesto sobre la renta.

Desarrollo y Asesoria Web por: Activa! Solutions