Testimonios Hospital

Después de la cirugía, Jossyan ya toma líquidos sin problemas.

Testimonio Paciente Jossyan

  • 20 marzo, 2013 13:17

Compartir este Artículo

Cuando Jeimy Larissa Castor Funes se dio cuenta de que estaba embarazada, se sintió mal porque sólo tenía 16 años de edad, pero también estaba feliz porque éste era su primer bebé.

Al enterarse de que su hijo recién nacido padecía de labio leporino y paladar hendido, supo que tendría que hacer mucho para ayudarlo. Jossyan recibió su primera cirugía en agosto del 2012, a sus 6 meses, donde se le cerró la fisura en su labio superior.  Nuestro pequeño regresa para la brigada de Interplast South en febrero, donde se le intervendrá quirúrgicamente para reparar su paladar; faltaría su tercera cirugía más adelante para corregir su encía. Durante este largo proceso, Jossyan recibe evaluaciones médicas para monitorear su progreso y prepararlo para su siguiente cirugía.

Jossyan, su madre, y su abuela viven en Jutiapa, Atlántida. Ellos migraron de San Pedro Sula a Jutiapa donde el costo de la vida es menor. Su abuela mantiene a la familia. Ella lava ajeno y limpia casas de familias más adineradas que residen en aquel pueblito. Cada vez que vienen a consulta, realizan un viaje de 4 horas saliendo de madrugada.

Gracias a la ayuda de nuestros cirujanos voluntarios norteamericanos y a la de nuestros donantes nacionales e internacionales, podemos ofrecer a pacientitos como Jossyan una alternativa de vida mejor.

Seguimiento

El pasado 17 de febrero de 2013, Jossyan vino con su abuela a su cita con los médicos norteamericanos.  Al verlo, no podíamos reconocer su cambio. ¡Era impresionante y se miraba muy guapo!

Le preguntamos a su abuela qué le preocupaba antes de su exitosa cirugía. Ella nos dice que a su pequeño le costaba comer, “se quedaba como ahogado debido a su paladar abierto. Se le venían los líquidos por la nariz”.

Después de esta cirugía, Jossyan ya toma líquidos sin problemas.  También aprovechamos para preguntarle su reacción frente al problema congénito del pequeño al momento de su nacimiento.  Ella nos cuenta sobre su gran preocupación por haberlo tenido 20 días interno. Casi perdían la esperanza de que todo estuviese bien. Ahora, no puede creer lo que guapo que está su pequeño. Su deseo es que su nieto coma de todo.

La familia de Jossyan siempre tiene problemas económicos, especialmente con el pago del pasaje de bus cada vez que vienen a la cita.

Donar Aquí
La Fundación Ruth Paz es una organización sin fines de lucro que está exenta de impuestos federales bajo el artículo 501(c)(3). Las contribuciones que se reciben pueden ser deducidas del impuesto sobre la renta.

Desarrollo y Asesoria Web por: Activa! Solutions